Limpieza de hígado por Andreas Moritz método

Publicado en Aug 20, 2012 en Desintoxicación | 13 comentarios

applem Limpieza de hígado por Andreas Moritz métodoHay muchos métodos de limpieza de hígado que se pueden elegir, e incluso el más simple ha demostrado tener éxito. El principio básico detrás de la limpieza del hígado es siempre el mismo. No comer alimentos grasos al menos durante la mayor parte del día, y luego beber de ½ a 2 tazas de aceite de oliva o cualquier aceite sin refinar. El aumento de aceite en los intestinos causa una reacción explosiva de la vesícula biliar. La vesícula biliar expulsa la bilis almacenada con fuerza arrastrando también a las piedras. Si la fuerza es lo suficientemente grande, también arrastra las piedras en los conductos intrahepáticos del hígado.

Cuál es el método a utilizar es una cuestión de preferencias. Uno de los más populares es el de Andreas Moritz:

La limpieza del hígado requiere de seis días de preparación, seguido de 16-20 horas de limpieza real. Durante la limpieza se debe evitar tomar cualquier medicamento, vitaminas o suplementos que no sean estrictamente necesarios. Es importante no sobrecargar al hígado con cualquier otro trabajo extra que pueda interferir con el esfuerzo de limpieza.

Bebe por lo menos 1 litro de zumo de manzana al día durante seis días. El ácido málico del zumo de manzana suaviza los cálculos biliares y hace que el paso a través de los conductos biliares sea más fácil. El zumo de manzana tiene un efecto limpiador fuerte. Algunas personas sensibles pueden experimentar hinchazón y en ocasiones diarrea durante los primeros días. Si esto llega a resultar incómodo, se puede mezclar el zumo de manzana con agua para diluirlo. Bebe antes de las comidas, dos horas después de las comidas y por la noche.

Durante toda la semana de preparación y limpieza, evita tomar alimentos o bebidas frías o refrigeradas; al enfriar el hígado se reduce la eficacia de la limpieza. Todos los alimentos o bebidas deben estar calientes o al menos a la temperatura ambiente. Evita comer en exceso.

La limpieza de colon debes hacerla unos días antes, o idealmente en el sexto día de preparación. Ayuda a evitar o minimizar cualquier incomodidad o nausea que pueda surgir durante la limpieza del hígado y también al cuerpo a eliminar con rapidez los cálculos biliares.

En el sexto día de bebida de zumo de manzana, si empiezas a sentir hambre por la mañana, toma un desayuno ligero, como fruta o cereal caliente, la avena es una elección ideal. Para la comida toma vegetales cocidos o al vapor con arroz.

No comas ni bebas nada (excepto agua) después de la 14:00 h, de lo contrario no se podrán expulsar las piedras. Sigue el horario descrito a continuación para obtener el máximo beneficio de la limpieza.

Por la noche en el 6º día:

A las 18:00h: Agrega cuatro cucharadas de sales de Epsom (sulfato de magnesio) a una jarra con 600ml (3 tazas) de agua filtrada. Reparte esta cantidad en cuatro tomas. Toma tu primera toma. Se puede agregar un poco de limón para mejorar el sabor. Una de las principales acciones de la sal de Epsom es dilatar (ensanchar) los conductos biliares, por lo que es más fácil para las piedras pasar. También limpia los residuos que pueden obstruir la liberación de las piedras.Para aquellos que tengan una mala reacción a la sal o simplemente no se quiera asumir el riesgo, hay programas de limpieza de hígado que utilizaron con éxito el citrato de magnesio; sal de magnesio de ácido cítrico. Las cápsulas de citrato de magnesio (aprox. 700 mg) relajan los conductos y ablandan las heces ligeramente. Hay que tomarlas la noche antes de la limpieza en lugar de la sal de Epsom.

A las 20:00h: Bebe tu segunda toma de sales de Epsom.

A las 21:30h: Si no has hecho de cuerpo hasta ahora y no te has hecho una limpieza de colon dentro de las 24 horas, haz un enema de agua, lo que te ayudará a hacer de cuerpo.

A las 21:45h: Exprimir ¾ vaso de zumo de pomelo (o bien prensado con la mano) y retirar la pulpa. Vierte el zumo y ½ vaso de aceite de oliva virgen (prensado en frío) en un tarro de medio litro (mi costumbre es poner 120ml de zumo de pomelo y 120ml de aceite). Cierra el frasco y agita hasta que la solución sea acuosa. Idealmente, debes beber esta mezcla a las 22:00 h pero si sientes que todavía tienes que ir al baño unas cuantas veces más, puedes retrasar este paso unos 10 minutos.

A las 22:00h: Permanece de pie al lado de tu cama (sin sentarte) y bebe el brebaje. No tomes más de 5 minutos para ello (sólo las personas mayores o débiles pueden tomar algo más de tiempo).

A las 22:05h: ¡ACUESTATE en la cama de inmediato! Esto es esencial para ayudar a liberar a los cálculos en la vesícula. Apaga las luces y adquiere una postura con la boca hacia arriba reposando la cabeza sobre 1-2 almohadas. Tu cabeza debe estar más alta que el abdomen. Si esto resulta incómodo, acuéstate sobre tu lado derecho con las rodillas flexionadas hacia la cabeza. Permanece inmóvil durante al menos 20 minutos y trata de no hablar. Pon tu atención en el hígado. Puedes incluso sentir como las piedras se trasladan a lo largo de los conductos biliares como canicas. Trata de dormir si es posible. Si en cualquier momento durante la noche sientes la necesidad de hacer de cuerpo, debes hacerlo. Comprueba si ya hay pequeños cálculos biliares (son como guisantes de color verde o marrón claro) flotando en el inodoro. Puedes sentir náuseas durante la noche y/o en horas de la madrugada. Esto se debe principalmente a un flujo fuerte y repentino de cálculos biliares y toxinas procedentes del hígado y la vesícula, empujando la mezcla de aceite hacia el estómago. Las náuseas pasarán a medida que la mañana avance.

Espera a tener diarrea la mañana siguiente.

06:00-06:30h: Despiértate sobre esta hora, pero no antes de las 06:00h, bebe tu tercera toma de sales de Epsom. Si sientes mucha sed, se puede beber un vaso de agua tibia antes de tomar las sales. Descansa, lee o medita. Si tienes mucho sueño, puedes volver a la cama, aunque es mejor si el cuerpo permanece en posición vertical.

08:00-08:30h: Bebe tu cuarta y última toma de sales de Epsom.

10:00-10:30h: Puedes beber un zumo recién exprimido de fruta en este momento. Una media hora después puedes comer una o dos piezas de fruta fresca. Una hora más tarde puedes comer (pero ligero) alimentos normales. Por la tarde o a la mañana siguiente deberías de volver a la normalidad, y se sienten los primeros síntomas de mejoría. Sigue comiendo comidas ligeras durante los días siguientes.

55744 Limpieza de hígado por Andreas Moritz método

Para curar de forma permanente la bursitis, el dolor de espalda, alergias u otros problemas varios de salud y prevenir las enfermedades que surjan, es necesario eliminar todas las piedras. Esto puede requerir un mínimo de seis limpiezas que se pueden realizar en dos o tres semanas cada una, o en intervalos de un mes (no hacer limpiezas con más frecuencia). Las heces fecales se hunden en el agua pero los cálculos biliares flotan porque tienen colesterol dentro. Cuenta todas las piedras más o menos, ya sean de color marrón o verde. Necesitarás un total de 2.000 piedras antes de que el hígado esté lo suficientemente limpio para librarte de las alergias, bursitis o el dolor superior de la espalda de forma permanente.

El autor afirma que la sal de Epsom no tiene efectos secundarios dañinos, sin embargo es importante saber que se han reportado serios riesgos para la salud por el uso de la sal de Epsom. Algunas personas tienen una reacción alérgica muy fuertes a esta sal. Por este motivo se puede hacer la limpieza sin ella o incluso substituirla por la sal del Himalaya, haciendo ”Sole”. Haz clic aquí para leer más.

13 Comentarios

  1. Después del parto (hace dos años)me quedaron unas manchas marrones en los pomulos y aunque veo que se hacen pequeños cada día, me han recomendado que haga una limpieza de hígado. Hay algún método menos fuerte para limpiar?. Yo es que este no me veo capaz de hacerlo. Gracias!

    • esas manchas marrones no es por el higado, es hormonal por el embarazo que se iran con el tiempo,
      pasate limon y listo, solas se van

      saludos

  2. muy ºbueno..

  3. muchas gracias me parece muy enriquecedor .

  4. Yo hice 2 limpiezas hepáticos con las sales de Epson, y muy bien la verdad.
    Ahora me gustaria hacer otra pero mi duda es que estoi operada de vesícula, y se que se puede hacer pero no sé si varia algo el preparatorio.

  5. Hola quisiera empezar con el método del aceite, pero si no se tiene vesícula ¿se puede hacer?, ¿con que frecuencia? y ¿porqué tiene relación el dolor de espalada?. Gracias y un saludo

  6. Yo me hice esta limpieza y no me pareció tan complicada la limpieza. Salieron bastantes piedrecillas marrones y una sola verde. Pienso repetirlo dentro de un mes y continuarlo por varios meses.
    Saludos y os animo a hacerlo.

  7. exelente

  8. Y cuando hay un poco de dolor por higado graso por estres se hace la misma limpia?

  9. He leído atentamente la información y cuando hablas de las sales de Epson, haces referencia a otro tipo de sal “Sole”, y dejas un enlace pero no aparece como prepararla o si se puede encontrar preparada. ¿podrías ampliar esa información¿. Gracias

    • Hola Pilar,
      Tienes razón. Hasta ahora no he tenido tiempo de publicar un artículo sobre los beneficios del “Sole” y cómo prepararlo. Voy a considerar hacerlo pronto. Un saludo!

  10. Hola
    Tengo una duda , la limpieza de higado se tiene q hacer si solo se tiene piedras??

    Yo no se si tengo piedras en el higado , pero me siento muy molesta y cansada com mi horganismo si tengo DISPSIA EN EL ESTOMAGO. Y COLON IRITABLE .

    lo puedo hacer ? Gracias

  11. Muy buen espacio de salud. Felicidades a la administradora y muchas gracias por los consejos que nos da para mejorar nuestras salud y condiciones de vida. Bendiciones.

"La salud de nuestros hijos no sólo son nuestros genes, sino principalmente como les alimentamos"